jaesende
+39 0818724372

La gran capital de Italia se revela en toda su majestuosidad eterna con los vestigios del Imperio hasta las obras maestras del Renacimiento, del Barroco y de la catolicidad: plazas, museos, iglesias y catedrales.
Y mucha, muchísima comida sabrosa.

Hospitalidad

Muy vasta es la variedad de alojamientos en Roma. Nuestra experiencia está a su servicio para satisfacer sus necesidades. Desde los hoteles de lujo en el centro de la ciudad, como el St. George 5 estrellas, hasta la zona Dolce Vita en Via Veneto con el Hotel Ambassadors.

Para los clientes más sobrios o para un turismo juvenil, se ofrecen alojamientos cómodos de 3 o 4 estrellas cerca de la estación central, como los hoteles de la cadena Bettoja o el hotel Cairoli, o bien se ofrecen soluciones más céntricas como el hotel Papillo, bien conectado con la zona del Vaticano, o el hotel Appia Park o La Mela, que ofrecen conexiones con el centro de la ciudad.

Para una clientela más exigente, que considera el estilo como una filosofía de vida, hemos seleccionado hoteles botique y casas de lujo privadas que ofrecen un ambiente único en las calles más características del centro de la ciudad, como el hotel Renaissance
y el Spanish Art de estilo barroco.

Comida

La cocina romana ofrece platos con sabores inolvidables, famosos en el mundo entero. Desde los espaquetis a la carbonara o a la amatriciana, hasta los santimbocca típicos del lugar, el pollo con pimientos y la pizza fina, crujiente y muy sabrosa.

Las mismas especialidades se pueden saborear en la versión elegante que ofrecen finos restaurantes con vistas únicas, como el Giuda Ballerino del Hotel Bernini Bristol o Le Granet del Hotel Savoy, los dos con vistas de 360° de la ciudad; o bien en la versión más popular que ofrecen nuestros restaurantes ubicados cerca del famoso barrio de Trastevere, como la trattoria histórica Gattabuia, donde se puede saborear una de las mejores pizzas. En la zona de la Basílica de San Pedro, después de la visita podemos organizar su almuerzo en uno de los restaurantes históricos del lugar, como Venerina, o en una trattoria familiar como Il Giardino del Gatto e della Volpe.

Una mención especial merece la cocina judía-romana, que ofrece delicias como las alcachofas al estilo judío y el abbacchio alla scottadito (chuletas de cordero). Una experiencia culinaria en el Gueto de Roma es un valor añadido a la estancia en Roma.

Excursiones

Para aquellos que nunca han estado en Roma, la visita al Coliseo y a los museos del Vaticano, además de un paseo por la Fuente de Trevi y la Plaza de España, es una necesidad. Pero muchos son los itinerarios que podemos recomendar, a pie o en bus privado, con el objetivo de descubrir los rincones menos conocidos de la capital: desde la visita de barrios históricos como Coppedè y Garbatella, que representan pequeñas aldeas dentro de una metrópolis, hasta al descubrimiento del Gueto Judío y de los lugares de la memoria.

Dentro de la Roma barroca, se puede buscar la herencia de Caravaggio, el maestro que, a finales del siglo XVI, mejor supo expresar la contradicción entre la religión y la realidad. Una obra maestra es la Madonna de los Peregrinos en la Iglesia de San Agustín.

Luego está la Roma de los nobles palacios privados que pertenecieron a familias que, a lo largo de los siglos, se disputaron el trono papal: desde el noble Palacio Doria Pamphili (que guarda en su interior la Magdalena penitente y el Descanso en la huida a Egipto de Caravaggio), hasta el Palacio Colonna y el Palacio Barberini
(con obras de Tintoretto y Rafael).

Algo más en esta zona

Somos expertos en organizar excursiones en lugares casi desconocidos para el público pero con un encanto sin igual.

A unos 100 km de Roma, hay un pueblo medieval ubicado en una cresta de toba volcánica sujeta a la erosión continua. Se trata de Civita de Bagnoregio, conocida como “la ciudad que muere”. Allí cerca, también se encuentra Calcata, un pueblo muy pequeño donde la naturaleza y el arte se unen indisolublemente. Este lugar, de origen medieval, en los años ‘70 fue elegido como residencia por un grupo de artistas que han conservado su belleza intacta. Vale la pena mencionar la cocina de estos lugares: desde las fettuccine con setas, hongos de los bosques cercanos, hasta la selección de carnes producidas con bovinos de granjas biológicas.

Los lagos alrededor de Roma son lugares de gran encanto: el Lago de Castel Gandolfo, residencia de verano del Papa; el Lago de Bolsena, rodeado por bonitos pueblos, con la isla Martana en el centro; el Lago de Bracciano, con su majestuoso castillo Odescalchi.

Para quienes aman ir de compras, ofrecemos excursiones a los outlet cerca de la ciudad, en Castel Romano y en Valmontone, donde se reúnen las más prestigiosas marcas de moda italiana.


Otros Destinos
btt