jaesende
+39 0818724372

Dos islas no lejos de Nápoles y de la Costa, pero diferentes y con su propio encanto. Capri es un refugio elegante
y glamuroso, el sofisticado destino por excelencia. Isquia, con sus balnearios y sus playas, es ideal para
una estancia de relax y bienestar.

Hospitalidad

Muchas son las oportunidades de alojamiento en las Islas del Golfo. En Capri, hemos seleccionado para Ustedes unos hoteles que dan mucha importancia a la atención al cliente: Hotel Quisisana 5 estrellas, a cinco minutos de la hermosa plaza, que ofrece un jardín estupendo, 2 piscinas y un spa; Hotel Excelsior Parco 4 estrellas, villa de Art-Nuvou, hermoso hotel boutique a medio camino entre la plaza y el puerto de Marina Grande; hotel La Residenza 4 estrellas, en el centro, clásico e insertado en un jardín relajante y rico de palmeras.

En la isla de Isquia proponemos todos los hoteles equipados con balnearios: el hotel Mezzatorre 5 estrellas, en el municipio de Forio, con vistas a Nápoles, un maravilloso spa, puerto privado y pequeña bahía, pistas de tenis y pistas de jogging; el Hotel Tritone 4 estrellas, en el municipio de Forio, con una playa privada y un spa con baño turco; el Central Park Hotel 4 estrellas en el centro de Isquia Puerto, rodeado de vegetación mediterránea, a 500 metros de la playa y spa.

Comida

Las islas del Golfo combinan los sabores de la cocina mediterránea con la más antigua tradición local que hace de las dos hermosas tierras también dos realidades únicas, a mitad de camino
entre el mar y la tierra.

La oferta es muy vasta y hay posibilidades distintas tanto a nivel económico como por gusto. En Capri son inolvidables los ravioli y la chiummenzana (espaguetis con tomate, alcaparras y aceitunas) que se pueden probar en restaurantes como Da Paolino; luego hay la ensalada caprese con mozzarella y tomates y la torta caprese, ambos para degustar en los restaurantes y pastelerías de la isla.

En Isquia sugerimos restaurantes donde los sabores del mar se mezclan con sabores de la tierra: pulpo y calamares con salsa de tomate, pescado azul, conejo a la ischitana, pastas con salsa de pescado
o de conejo, además del delicioso vino, entre otros, el Biancolella
y Piedirosso (Pied ‘e Palummo).

Excursiones

Las islas se viven y se exploran, ofrecen relax, belleza y mucho más. En Capri y Anacapri merece la pena realizar una visita a la Villa Jovis, donde el emperador Tiberio se retiró a la vida privada; luego el Monte Solaro,
el punto más alto de la isla; la Villa San Michele, eremitorio del médico sueco Axel Munthe, que eligió Anacapri como su residencia;
y, en fin, la Gruta Azul y los míticos Faraglioni, que pueden ser contemplados desde cerca durante una vuelta por la isla. Una vuelta
que vale la pena hacer en Isquia con sus seis municipios,
tan únicos y diferentes entre sí.

Isquia es rica en historia y naturaleza: una visita a los jardines La Mortella y al Castillo Aragonés y un paseo por el Monte Epomeo o por el museo de Luchino Visconti (Villa La Colombaia) son, sin duda, algo que proponemos si Ustedes deciden pasar unos días en la isla verde.

Desde hace más de 20 años, podemos sugerir y organizar todo tipo
de excursiones con profesionalidad y atención al detalle.

Algo más en esta zona

Desde las islas se puede llegar a la cercana tierra firme en ferry o en hidroplano para visitar Nápoles, Pompeya, Herculano, Sorrento.

O bien se puede llegar a la isla de Procida, la más pequeña de las tres islas en el Golfo, encantadora con sus casas de colores, su casco antiguo, Terra Murata, de origen medieval, donde se puede visitar la hermosa abadía de San Miguel, la Marina Corricella, el pueblo costero más antiguo de la isla. Aquí, en este laberinto de callejuelas dominadas por la cúpula de Santa María de las Gracias, todavía se pueden encontrar pescadores remendando sus redes después de un día en el mar.


Otros Destinos
btt